miércoles, 9 de mayo de 2012

CLÁSICOS REAL MADRID-BARCELONA. TEMPORADA 1982-83.



JOSÉ MANUEL MORENO.

Este partido me pilló en el servicio militar, en el recordado Campamento Benítez, que algún siglo de estos lo convertirán en una magnífico Parque para toda la provincia. En el minuto 2, un clamoroso penalti del lateral canario del Barça Gerardo sobre Isidro se lo "comió" el inefable García de Loza. Al final del partido, en plan chulo, declaró que si la televisión le demostraba que había sido penalti, saldría pidiendo perdón en "Estudio Estadio". Y lo tuvo que hacer, porque fue clamoroso. A partir de ahí, dos contras sensacionalmente culminadas por mi paisano "Boquerón" Esteban y el "Brujo" Quini le dieron un exagerado triunfo 0-2 a los azulgrana. Para colmo de males, se produjo un masivo lanzamiento de objetos, por lo que el Bernabéu fue clausurado, por lo que como el Madrid sí cumple las sanciones, tuvo que emigrar al Rico Pérez de Alicante para jugar ante la U.D. Las Palmas. Curiosamente, el Madrid de Luis de Carlos siguió recurriendo la sanción, una vez cumplida, y el comité de disciplina deportiva le dio la razón, cuando, insisto, la sanción estaba cumplida. Vamos, como el Barça y la noche del "cochinillo" pero al revés, que fue
sancionado y nunca tuvo que cumplir la sanción. El famoso derecho de pernada de los culés. Qué se le va a hacer. VILLARATO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Free counter and web stats