sábado, 16 de febrero de 2013

MIKAELA SHIFFRIN SE CONVIERTE EN LA CAMPEONA DEL MUNDO MÁS JOVEN DESDE BORMIO'1985


EFE

La estadounidense Mikaela Shiffrin, se convirtió, con 17 años y 341 días, en la campeona del mundo de esquí alpino más joven desde los Mundiales de Bormio'85 (Italia), al ganar hoy el oro en el eslalon de Schladming (Austria), triunfo que garantiza el primer puesto final de su país en el medallero.
Shiffrin, nacida en Vail (Colorado) y que entre el 20 de diciembre y el 15 de enero ganó tres eslalon de la Copa del Mundo, los de Are (Suecia), Zagreb (Croacia) y Flachau (Austria), confirmó hoy su fulgurante ascenso a la cima del esquí al vencer la principal prueba técnica por delante de la austriaca Michaela Kirchgasser, que capturó plata, y de la sueca Frida Hansdotter, medallista de bronce.
La estadounidense se convirtió en la esquiadora más joven en ganar un título mundial de esquí alpino desde que en los campeonatos de Bormio su compatriota Diann Roffe ganase el gigante con 21 días menos que ella. De paso, unió su oro a los tres de Ted Ligety para certificar, de forma matemática, a falta del eslalon masculino de mañana, domingo, el primer puesto en el medallero de su país.
Shiffrin iba tercera después de la primera manga, a dieciocho centésimas del crono de 50.41 segundos que le otorgaba el primer puesto provisional a la sueca Frida Hansdotter y a una sola centésima de la finlandesa Tanja Poutiainen, que acabaron tercera y cuarta, respectivamente.
A la estadounidense le sirvió el cuarto crono en la segunda manga, que dominó la sueca Maria Pietilä-Holmner (48.99) -sexta al final- para convertirse en la segunda esquiadora de su país en adjudicarse un eslalon en un gran evento desde que Barbara Cochran ganase el oro olímpico -que de aquella también equivalía a un título mundial- en los Juegos de Sapporo'72 (Japón).
La austriaca Kirchgasser, que iba sexta tras el primer recorrido, ascendió cuatro puestos al ser la segunda mejor en la bajada definitiva, en la que forjó una plata que añadirá al oro que ganó junto a sus compatriotas en la prueba por equipos. Hansdotter sólo pudo ser duodécima en la segunda manga y se conformó con bronce. Poutiainen, decimoctava, ocupó el puesto de la rabia: cuarta.
La eslovena Tina Maze -que en Schladming ganó oro en el 'súper' y plata en combinada y gigante; y a la que sólo una tragedia impedirá apuntarse esta temporada la general de la Copa del Mundo- concluyó quinta, a 76 centésimas de la ganadora.
La austriaca Marlies Schild, la mejor especialista de los últimos años, que se rompió el ligamento interno de la rodilla derecha el 20 de diciembre en Are (Suecia), anunció el jueves que, a pesar de no estar al cien por cien, intentaría defender ante su público el título que había ganado hace dos años en Garmisch (Alemania). No lo logró, pero su noveno puesto fue más que notable.
"SuperMarlies", de 31 años, cuádruple ganadora de la Copa del Mundo de eslalon y con 33 victorias en esa disciplina, en la que sólo la supera -con una más- la suiza Vreni Schneider, campeona en los años 80, fue décima en la primera bajada y avanzó un puesto.
La novia de Benjamin Raich -otro mito del esquí- aún dejó tres puestos por detrás a su hermana Bernadette, ocho años más joven que ella, y acabó a un segundo y 58 centésimas del crono de 1:39.85 con el que Shiffrin (única que bajó del 1:40) se convirtió en la tercera mujer en ganar un título de eslalon con menos de 18 años.
Con anterioridad lo habían conseguido Hanni Wenzel, de Liechtenstein, en los Mundiales de St.Moritz (Suiza), en 1974; y, mucho antes, en 1931, la escocesa Esme Mackinnon.
Apodada "Muffie", Mackinnon ganó los dos oros en juego -eslalon y descenso- en los campeonatos de Mürren, asimismo en Suiza. Estación en la que años más tarde Hollywood puso esquís a James Bond. Los picos Jungfrau, Mönch y Eiger, en el Berner Oberland, fueron testigos silenciosos de la técnica del agente 007 durante el rodaje de "Al servicio secreto de Su Majestad", en 1969.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Free counter and web stats