miércoles, 6 de febrero de 2013

NADAL, UN RETORNO EXPRESS

 
Jorge Barreno | Viña del Mar
El Mundo.es

Rafael Nadal, uno de los mejores tenistas de la Historia, ha vuelto a ganar en un partido oficial de la ATP. Le ha bastado poco más de una hora y dos sets para imponerse a ‘la maldición checa’, por 6-3 Y 6-2. Lo ha hecho, en un partido de dobles, junto a su amigo el argentino Juan Mónaco.
Todo empezó 45 minutos antes del partido. Rafa comenzaba su ritual anterior al juego. Una ducha de agua bien fría y unos auriculares con un poco de música, Acto seguido llenaba de cinta antideslizante las empuñaduras de sus raquetas. Su amigo, y hoy compañero de juego, el argentino Juan Mónaco, lo miraba atentamente.
Tras el masaje de uno de sus ayudantes y las vendas en la pierna, Nadal se mojaba el pelo y se vendaba la pierna izquierda. Era hora de entrar a la cancha central del ATP de Viña del Mar. Rafa recorría con su vista las tribunas del estadio, en busca de su familia y de su equipo técnico.
El tenista mallorquín, recuperado de una lesión de rodilla que lo apartó de las canchas por casi ocho meses, debutaba junto a Juan Mónaco en el torneo de dobles de Viña del Mar. Su pareja contrincante, segunda cabeza de serie, estaba compuesta de los checos Frantisek Cermank y Lukas Dlouhy.
La reincorporación de Rafa Nadal
El partido de Nadal-Mónaco comenzaba con algo de retraso, unos 15 minutos después de las 18.00 hora local. Unas 3.000 personas, es decir, las tres cuartas partes del aforo, acudían a la pista central del Club Naval de Las Salinas de Viña del Mar. Querían ver la reincorporación del tenista español a los circuitos oficiales.
El partido empezaba reñido. Ninguna de las dos parejas ganaba sus saques, y empataban un juego tras otro. Los checos se mostraban duros como las rocas. Mientras, los latinos trataban de sacar partido a su mayor experiencia en dobles. El público chileno parecía aplaudir con más fuerza a la pareja hispano-argentina. Tras varias carreras por la pista viñamarina Nadal y Mónaco se pusieron 5-3. El primer set estaba cantado.
Después de 32 minutos de juego, Nadal y Mónaco ganaban el primer set por 6-3. Lo hacían en tan sólo 32 minutos. El público viñamarino se volvía loco de alegría ante un partido cargado de buen juego, gritaba, pataleaba y ondeaba las banderas españolas.
Nadal y Mónaco empezaron el segundo set muy fuerte. No habían pasado ni 10 minutos cuando ya ganaban tres juegos a cero. Poco después los checos parecieron despertar, aunque la pareja hispano-argentina los eliminó rápidamente, imponiéndose en el segundo set por 6-2.
'Es una sensación bonita'
"Vamos a ver mañana en el individual", señaló el tenista balear tras el encuentro de dobles, partidos "menos agresivos" que los individuales. Pero a Nadal era difícil quitarle las buenas sensaciones. "Es una sensación bonita haber vuelto y estoy contento de jugar con un amigo como Mónaco en un ambiente fantástico", agregó el español.
"El test real será mañana (por el miércoles). Veremos a ver cómo respondo tenísticamente, a nivel físico y a nivel de rodilla...", indicó Nadal en declaraciones a 'ViveDeporte'.
Cambios de horario
Antes del partido, sin embargo, Nadal ha tenido una pequeña polémica con la organización, pues al mallorquín no le ha gustado demasiado el horario de su debut en solitario en el campeonato. Nadal debería estrenar su juego a las 18:00 hora local; sin embargo, por compromisos televisivos, la organización lo ha postergado hasta las 22:30 hora local (02.30 hora española) de este miércoles.
Nadal se enteró de su horario el lunes, lo que causó la molestia del ex número uno del mundo. Jugar de noche supone cambiar las condiciones del contrato que había firmado el tenista español. Además, la falta de luz, la pista más pesada y con una temperatura más fría, pueden afectar a su rodilla negativamente en su encuentro ante el argentino  Federico Del Bonis, quien derrotó a su compatriota Guido Pella por 2-6, 7-6 (4) y 7-6 (1).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Free counter and web stats