lunes, 11 de marzo de 2013

TINA MAZE, LINDSEY VONN Y LA QUE SE AVECINA


JOSÉ MANUEL MORENO. "BATALLITAS DEL DEPORTE".

Tina Maze era hasta el año pasado una de las muy buenas esquiadoras del circuito. Aspirante a todo en sus primeros años en las pruebas técnicas, era apreciable su mejoría en las rápidas. Estaba a la altura de las Fenninger, Resenburg, Mancuso, Schild y otras cinco o seis más, siempre con posibilidades de ganar, pero, eso sí, a la sombra, deportiva y mediáticamente de la reina Lindsey Vonn. Esta última es muy buena, de las mejores de la historia, es rubia ... y es americana. Tiene y tenía todos los ingredientes para ser la más mediática, hasta el punto de ser considerada mejor deportista femenina de 2011 en los premios Laureus, y para muchas publicaciones internacionales. Maze, no obstante, quedó segunda de la general de 2012, a más de quinientos puntos, y podía ser la más fiera rival de la americana esta temporada. Y llegó la pre-temporada, y no sé si mal aconsejada o presa de las marcas que la patrocinan, Lindsey ex Kildow, ahora Vonn, aunque se haya divorciado, le dio por plantear lo de participar en descensos juntos a los hombres. E insistía. Y cada uno opinaba lo que le parecía. Se habló de esquí, que es lo que quizás en el fondo importaba. Yo, particularmente, lo vi como una frivolidad, pero bueno, se hablaba de esquí, que solo sale en los medios cuando alguna figura se la pega en algún campeonato importante. La FIS puso orden, denegó el permiso a la estadounidense y comenzó la temporada. Para empezar, tres pruebas técnicas y la Maze aspirante pero no ganadora, ahora era un cañón. Lo ganaba todo. En su fuero interno, la bella Lindsey debió de fruncir el ceño. Pero llegaron los descensos y súper gigantes en suelo americano, y Vonn fue la de siempre, arrasando magistralmente, con una lugarteniente inesperada, su compatriota Stacey Cook. Pero Maze empezó a apretar y a hacer podios uno detrás de otro. De repente, cogió una buena, mejor, una gran ventaja en la clasificación. Y a Vonn, si no exageró la situación viendo lo que se le venía encima, cosa que no descarto, empezaron a sobrevenirle todas las plagas cuasi bíblicas. Y se puso malita. Y paró. Descansó. Maze ya era un cohete que hasta ganaba Súper G. y hacía podios en descensos, por lo que la diferencia se fue ensanchando. ¡500 puntos! Lindsey vio la general perdida, y anunció que descansaría unas semanas, hasta pasadas navidades, eso sí, cuando no había a la vista pruebas rápidas. Seguro que en su fuero interno ya pensaba solamente en los Mundiales de Schlandming. Tina Maze declararaba en los medios que aspiraba a cinco oros. ¡5 oros! Vonn afirmaba estar como nunca, en la mejor forma física de su vida. El duelo estaba servido.Y comenzó el Mundial pre-olímpico, muy importante, en el plano anímico este último detalle, de cara a Sochi 2014. Primer tête a tête Maze vs. Vonn. La eslovena sale justo delante en el súper gigante, primera prueba de los campeonatos. Su tiempo es fenomenal pero no innacesible para Vonn, que sale como una exhalación. El primer parcial le es desfavorable por 14 centésimas, pero la americana parece volar en busca del oro. Y llega la desgracia, en una competición que si la FIS hubiera mirado por la salud de los suyos, hubiera suspendido.
 
Vonn cae de una forma aparatosa, se rompe la rodilla, y se la llevan en un helicóptero. Dantesco. Alguno de la FIS debió hasta pensar en quitarse de enmedio. Todo el Mundial por delante sin el foco mediático de la rubia de Minnesota. Pero fueron unos grandes campeonatos, con un rey, Ted Ligety, que le dio todo el fulgor con sus tres oros. Al oro en el súper gigante, Tina sumó dos platas más, quedándose lejos, por tanto, de sus anheladas y utópicas 5 medallas de oro. Quedaba, pues, el final de temporada, que en ausencia de su gran rival, le dejaba las puertas abiertas en las cinco competiciones. Cinco Globos de Cristal esperándole. Además, cada semana, en cualquier competición, ya saben, se sale Riesch, falla Fenninger, Schild se lesiona, pero a Maze le sale todo. Es un placer verle bajar las montañas. En nieve helada y en nieve "papa". Una bala, técnicamente perfecta. En estado de gracia.. Y así llegamos a las finales de esta semana en Lenzerheide. Veamos. El Globo de Cristal de la general, en el bote. El de su especialidad de toda la vida, el gigante, lo mismo. En súper gigante lo tiene a huevo, solo una desgracia impediría su primer puesto, solo amenazado por una Julia Mancuso a la que se le resiste la victoria durante toda la temporada. En descenso, quién lo iba a sospechar, está a un solo punto de Vonn, y solo terminando ganará, porque es impensable que una Cook venida a menos sin el manto protector de su compañera ahora lesionada, le ponga las cosas difíciles. Y en el slalom es donde está la emoción principal de esta semana. Empate técnico entre la dominadora del año y la revelación de la prueba, la adolescente de Vail, Colorado, Mikaela Shiffrin. Empate técnico, tras la prueba del pasado fin de semana. Mikaela ya es campeona del mundo, y está chafada por entrar a las finales desde la segunda posición, es ganadora, pero pienso que hasta le puede venir bien, restándole algo de presión y favoritismo, que le podría perjudicar. La situación es simple, si ninguna se cae o se sale, la que quede por delante, ganará el Globo de Cristal de la prueba técnica por excelencia. ¿Por quién apuesto? Difícil de apostar este año en contra de la inabordable y completísima Maze, pero Shiffrin, no sé, pienso que tiene "ángel" y le puede ganar. En cualquier caso, la temporada de la eslovena es grandiosa, ha batido todos los viejos récords, hasta los que se le resistieron a Vonn. Es cierto que ha ganado a placer, por la ausencia de la americana, pero aunque esta no se hubiera leionado de gravedad, Maze hubiera barrido en la general de la competición. A Maze en el fondo le perjudica la ausencia de su gran y encarnizada rival. Los advenedizos pensarán: "Claro, ha ganado porque no ha estado Vonn". Nada más lejos de la realidad. Maze ha sido la mejor de la temporada, y hubiera ganado y con diferencia, la general, no así lógicamente ni en descenso ni en súper gigante. Y para la próxima temporada, cojan sitio, si Vonn se recupera como todos esperamos. Los duelos en el esquí alpino 2013-14 serán épicos, tanto en la Copa del Mundo como en los Juegos de Invierno de Sochi. Mientras se recupera la americana de oro, hay una eslovena modesta y sencilla en apariencia, y que hasta se atreve con la música, que ha conseguido hacer la cuadratura del círculo en esquí alpino: sin perder la técnica, ha conseguido una velocidad que le permite ganar o hacer podios en las cinco especialidades, y eso son palabras mayores... hasta para la "reina" Lindsey Vonn.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Free counter and web stats