jueves, 26 de septiembre de 2013

EL ORACLE FIRMA UNA REMONTADA ETERNA


JOSÉ LUIS DE LA VIÑA
El País.com


Lo increíble ha sucedido, el Oracle ha culminado una remontada histórica adjudicándose la decimonovena prueba de la 34ª Copa América que se ha disputado en la bahía de San Francisco. El barco norteamericano partía con dos puntos de penalización y llegó a estar con un marcador de 8 a 1 en su contra el miércoles de la semana pasada, pero a partir de ese momento las cosas cambiaron de forma radical y el Oracle se impuso en las ocho siguientes pruebas, lo que le ha permitido mantener la posesión de la Copa América (9-8, defendía el título).
La última prueba se disputó con viento en torno a los 18 nudos y ha resultado competida y espectacular, especialmente en los tres primeros tramos. El Team New Zealand ganó la salida y alcanzó la primera boya con una mínima ventaja sobre el Oracle, que casi tiene un serio disgusto al arribar para iniciar la popa, cuando clavó los dos patines en el agua.
La primera popa resultó muy competida, con ambos barcos en un pañuelo, volando sobre sus hidrodeslizadores a más de 40 nudos, cerca de 80 kilómetros a la hora. A las balizas de sotavento llegó primero el New Zealand, con una mínima ventaja sobre los norteamericanos, ventaja que les duró un par de bordos en el rumbo de ceñida. El Oracle caminaba más y, sobre todo viraba mucho mejor, perdiendo menos velocidad en cada maniobra. A partir del segundo tercio de la ceñida los norteamericanos, que ya habían pasado a los kiwis se fueron distanciando con facilidad, volando sobre sus orzas y timones, incluso en ceñida, algo que no eran capaces de hacer ninguno de los dos barcos en las primeras pruebas de esta regata. Oracle voló ciñendo a más de 30 nudos, prácticamente el doble de la velocidad del viento.
Ya a la mitad de la prueba estaba claro que, salvo rotura o accidente del defensor del título los chicos del Team New Zealand tenían perdida la regata, después de encajar un parcial de 8 a 0 desde el miércoles pasado. Las razones de la remontada
El trabajo conjunto entre la tripulación y el equipo técnico de Oracle ha permitido cambiar el rendimiento del enorme catamarán de 22 metros de eslora por 14 de manga, 340 metros cuadrados de vela en ceñida y menos de 6 toneladas de peso.
Al comenzar la Copa América el barco norteamericano se mostraba lento, inestable y torpe en las viradas, frente a un muy eficaz New Zealand, lo que permitió a este último ponerse a una sola victoria de triunfo final. Este triunfo casi lo alcanzan los australes en la prueba que se disputó con poco viento y que fue anulada al sobrepasar el límite de tiempo establecido, cuando los kiwis estaba a un par de cientos de metros de la meta, y el Oracle una milla por atrás.
Desde ese momento las cosas cambiaron. Aunque no ha trascendido, porque todas las cuestiones técnicas son absoluto secreto, los norteamericanos habrían cambiado sus orzas (disponen de varios juegos) y ajustado el ángulo de ataque de los timones para lograr mejor sustentación sobre el agua, además parece claro que dieron mayor caída al mástil-ala, cambiando la configuración del plano de velas. Estos y muchos otros pequeños ajustes técnicos, unidos a la evolución de la tripulación en las maniobras, hicieron que el Oracle de la segunda mitad de la Copa fuera muy diferente al de la primera.
Los neozelandeses también evolucionaron e incluso lograron volar en las ceñidas, algo que inició el Oracle, pero no consiguieron recuperar la ventaja que tuvieron en las 15 primeras mangas.
Las cinco últimas pruebas mostraron una insultante superioridad del Oracle, lo que llevó al New Zealand a cometer errores tácticos de principiante, impropios de la calidad de su patrón y táctico. En estas pruebas el Oracle navegaba con frecuencia un par de nudos más veloz en todos los rumbos. Con esta diferencia de velocidad en imposible defender incluso una muy buena salida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Free counter and web stats