miércoles, 22 de enero de 2014

LARA GUT QUIERE LA CORONA DE VONN EN SOCHI

http://www.mundodeportivo.com

Santi Durán

Lara Gut (a la izquierda en la foto, junto a Vonn) está firmando una temporada brillante y lleva ya tres victorias en la presente Copa del Mundo tras ganar el descenso de Beaver Creek, donde también ganó un super-G, y se impuso en Lake Louis, también en un super-G. En los Juegos de Vancouver, con 17 años, una lesión le impidió de demostrar su precoz talento en las pruebas de velocidad. Lindsey Vonn ganó en Whistler el oro en el descenso.
Pero en Sochi los papeles se han invertido y la estadounidense no acudirá porque se lo impide su maltrecha rodilla. La suiza está ante su gran oportunidad de proclamarse campeona olímpica y explica que “he trabajado muy duro para afrontar los Juegos en la mejor forma física y mental. Tras dislocarme la cadera derecha entrenando en septiembre de 2009 tuve que partir de cero. Me tocó reconstruir mi cuerpo, mis habilidades sobre los esquís y las sensaciones sobre la nieve”.
Cuatro años más tarde de perderse los que tenían que ser sus primeros Juegos, la suiza de 21 años recuerda que “el día de la prueba de descenso en Whistler era mi primer día sobre la nieve tras la lesión. No quise ver el descenso por televisión; para mí era más importante comprobar cómo respondía sobre los esquís en mi primer día después de lesionarme”.
A la pregunta de que su victoria en noviembre en Beaver Creek, en la pista talismán de Vonn, no quedó devaluada por la ausencia de la estadounidense, Gut respondió con rapidez: “¿Y por qué no le preguntaron a Vonn si su victoria olímpica no quedó devaluada por mi ausencia? Si ganas, a nadie le importa quién estaba y quién no”.
Gut, que habla con fluidez cinco idiomas, fue plata en el descenso del Mundial de Val d'Isère en 2009 por detrás de Vonn. Su trayectoria no ha hecho más que progresar y Hugues Ansermoz, entrenador jefe del equipo suizo en 2009, recuerda los inicios de Lara Gut. “Por lo general no me gustan los deportistas jóvenes; se creen que llegan sabiéndolo todo. Y esto no fue una excepción con Lara. Pero con ella me di cuenta de inmediato que el 90% de las veces tenía razón. Fue increíble”, dice Ansermoz.
Siempre ha trabajado con un equipo propio bajo la supervisión de sus padres, Pauli y Gabriella. Mauro Pini, que fue su entrenador particular hasta que asumió el cargo de entrenador jefe del equipo femenino suizo durante dos años, opina que Gut es ahora una esquiadora mucho más completa. “Físicamente es perfecta y técnicamente ha mejorado mucho este verano. Ha dejado de ser una niña y ha madurado”, dice Pini que fue criticado por Gut cuando volvió a competir, lo que le costó a la esquiadora dos carreras de suspensión.
“Ella es ahora más feliz; se acabaron las peleas, la presión y los problemas; esto es lo que hace la diferencia”, opina Pini, ahora entrenador particular de Tina Maze.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Free counter and web stats