lunes, 3 de febrero de 2014

¿QUIÉNES SERÁN LOS REYES DE SOCHI?



AFP

El esquí alpino perdió provisionalmente a su reina, Lindsey Vonn (Estados Unidos), pero encontró a una nueva princesa, Mikaela Shiffrin, que parece preparada para conquistar el oro olímpico en los Juegos de Sochi.
Vonn, que acumula 59 victorias en la Copa del Mundo, lo ha intentado todo para volver a la pista tras su lesión de rodilla de el Mundial del año pasado, pero la campeona olímpica de descenso tuvo que rendirse a la evidencia: se juega la vida si se lanza a toda velocidad por la pista con una pierna a la que le falta el ligamento lateral cruzado en la rodilla.
Pese a que la estrella está fuera de los Juegos, el equipo americano es el rival a batir, ya que cuenta con otros tres campeones olímpicos, Bode Miller, Ted Ligety y Julia Mancuso, además de la nueva estrella del eslalon, la joven Mikaela Shiffrin.
Con sólo 18 años, Shiffrin ya colecciona dos buenos trofeos, el oro mundial en eslalon y el globo de cristal de la Copa del Mundo de la misma especialidad, ambos en 2013. 
Con la insolencia propia de la juventud, esta mujer ha eclipsado a la austriaca Marlies Schild, de 32 años y que ostenta el récord de victorias en eslalon de la Copa del Mundo (35), y se permite el lujo de codearse con las grandes en el gigante, una disciplina en la que no faltan pretendientas. 
Del resto del equipo estadounidense, nadie duda que Bode Miller estará en la lucha por las medallas en Sochi. Con 36 años, el esquiador tiene el gran reto de repetir las tres medallas logradas en Vancouver, una de cada color. 
Ted Ligety, el otro gran talento norteamericano, es la referencia en el gigante, prueba en la que acumula dos medallas de oro en Mundiales y cuatro pequeños globos de cristal. Pero, como Miller, es muy polivalente. Lo demostró en los Mundiales de 2013, donde se llevó tres títulos de los cinco que disputó, y se ha puesto el mismo listón en Rusia.
En cuanto a Julia Mancuso, sabe sacar lo mejor de sí misma cuando hay una medalla en juego, aunque no destaque el resto de la temporada.
Menos dominantes que hace unos años, Austria lo apuesta todo por Marcel Hirscher, un referente en las pruebas técnicas. Con 24 años, el doble campeón de la general de la Copa del Mundo lo ha ganado todo salvo el oro olímpico.
Tan dinámico y relajado como Hirscher, el francés Alexis Pinturault es capaz de luchar duro.
El suizo Didier Défago dio un gran golpe en Vancouver cuando se llevó el oro del descenso. Volverá a sorprender a todos si repite la hazaña en Rusia.
En una situación parecida está el noruego Aksel Lund Svindal, campeón del mundo de descenso y olímpico de supergigante.
La alemana Maria Höfl-Riesch, doble campeona en los Juegos de 2010 (supercombinada y eslalon) quiere dejar su huella en la pista del descenso de Rosa Khotur. La bávara ya no tendrá que lidiar con Lindsey Vonn, pero la generación siguiente, la de las esquiadoras de 22-24 años, viene pisando fuerte. En este último grupo destacan la suiza Lara Gut, la austriaca Ann Finninger y Tina Weirather, de Liechtenstein.
Weirather podría emular a su madre, Hanni Wenzel, que atesora dos títulos olímpicos conseguidos en el eslalon y el gigante en 1980, además de otras dos medallas.
El alemán Felix Neureuther también puede fijarse en sus padres e intentar añadir una presea a la colección familiar, sobre todo en el eslalon. Sin embargo, tiene muy complicado igualar a su madre que, en Innsbruck-1976, consiguió el oro en el descenso y el eslalon y la plata en el gigante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Free counter and web stats