martes, 4 de febrero de 2014

SOCHI: DUELO DE GENERACIONES


En la imagen, la pista de descenso de Rosa Khutor.


AFP

Como cada cita olímpica, de los Juegos de Sochi saldrá un rey o una reina, un título simbólico por el que lucharán dos generaciones, la de los jóvenes ambiciosos, liderada por la estadounidense Mikaela Shiffrin, contra las estrellas consagradas, como su compatriota Bode Miller o el biatleta noruego Ole Einar Bjoerndalen.
Todo parece ya preparado en la estación de Rosa Khutor, donde se celebrarán las disciplinas de nieve, para acoger a los esquiadores, principales protagonistas del evento invernal, como los atletas o nadadores los son en los Juegos estivales. 
Los organizadores de los Juegos Olímpicos más caros de la historia (50.000 millones de dólares; 37.000 millones de euros) rematan los últimos detalles de los decorados, antes de la ceremonia de apertura del viernes, que estará precedida por las primeras competiciones el jueves (patinaje artístico, freestyle y snowboard).
El grandioso decorado del Cáucaso promete una bella lucha entre las estrellas del gran circo blanco. Por orden de entrada en escena, el biatleta noruego Ole Einar Bjoerndalen (40 años y seis participaciones en los Juegos, con 11 medallas desde 1998) podría escribir el sábado una página de la historia del olimpismo.
Desconocido para el gran público, a excepción de los Países Escandinavos, este mito del deporte sólo necesita un podio (en las cuatro carreras individuales y los dos relevos en los que participará) para unirse a su compatriota, el fondista Bjoern Daehlie (12 medallas entre 1992 y 1998) en el Panteón de las disciplinas invernales. 
Aunque aún estarán lejos del récord absoluto en unos Juegos que ostenta el estadounidense Michael Phelps, con 22 metales en natación.
Un día después que Bjoerndalen, otro mastodonte entrará en acción. Bode Miller, con 36 años y cinco medallas olímpicas, tres de ellas en 2010, afrontará su último desafío: colgarse el oro en el descenso, uno de los platos fuertes de la quincena olímpica.
Regreso en forma 
Retirado en las últimas temporadas, Miller regresó a las pistas esta temporada en gran forma en las pruebas de velocidad, logrando un podio en supergigante y otro en descenso en Kitzbühel.
El estadounidense, no obstante, tendrá que superar al grandísimo favorito en esas pruebas, el noruego Aksel Lund Svindal, vencedor en dos descensos y dos supergigantes en la actual temporada de la Copa del Mundo de esquí alpino. 
En categoría femenina y ante la ausencia de las megaestrella Lindsey Vonn, operada de la rodilla, será la alemana Maria Höfl-Riesch, de 29 años, la estandarte de la vieja generación, aunque no estará sola para enfrentarse a la nueva generación de esquiadoras encarnada por la estadounidense Mikaela Shiffrin, que a sus 18 años ya es la reina del eslalon, la suiza Lara Gut y Tina Weirather, de Liechtenstein, cuya madre, Hanni Wenzel, se colgó tres medallas, dos de ellas de oro (eslalon y gigante) en 1980 en Lake Placid.
También habrá un duelo de generaciones en patinaje artístico, disciplina en la que el ruso Euvgeny Plushenko, triple medallista olímpico (oro en 2006 y plata en 2002 y 2010) y el canadiense Patrick Chan, triple campeón mundial a pesar de sus sólo 23 años, tendrán enfrente al prodigio japonés Yuzuru Hanyu (19 años), al kazajo Denis Ten (20 años) y al madrileño Javier Fernández, doble campeón de Europa y una de las escasas opciones de medalla del equipo español. 
Lo mismo ocurrirá en chicas, donde la joven patinadora rusa Julia Lipnitskaia desafiará, a sus 15 años y recién proclamada campeona de Europa, a la surcoreana Kim Yu-Na y a la japonesa Mao Asada, que acapararon las dos primeras posiciones en Vancouver-2010. 
Nuevas disciplinas
La nuevas disciplinas olímpicas también tendrán sus figuras, como la japonesa Sara Takanaski. Con apenas 17 años y 1,51 m de altura, ha ganado 10 de los 13 concursos celebrados esta temporada y aspira a convertirse en la primera campeona olímpica de la historia en salto de esquí.
Esta disciplina será una de las 12 que se estrenarán en el programa olímpico. 
Consciente de la necesidad de modernizarse para atraer al público joven, el Comité Olímpico Internacional ha dado entrada a pruebas procedentes de los X Games, como el slopestyle (disciplina en la que se encadenas figuras en un circuito) y el halfpipe en esquí acrobático.
Una de las estrellas de estas disciplinas será el estadounidense Shaun White, conocido como 'Flying Tomato' (el Tomate volador), inmortalizado por los videojuegos. 
Multimillonario y doble campeón olímpico de halfpipe (snowboard) en 2010, Shaun White, de 27 años, logró su billete para Sochi en la última prueba de selección de su país, después de haber sufrido una grave caída.
Incluso renunció a los X Games, celebrados a finales de enero en Aspen (Colorado, Estados Unidos) para consagrarse a su preparación para los Juegos, el gran objetivo de todos los deportistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Free counter and web stats