jueves, 20 de marzo de 2014

"HA SIDO UNA CARRERA DE ENSUEÑO"


EFE

La alemana Maria Höfl-Riesch, triple campeona olímpica, doble campeona mundial y ganadora de la Copa del Mundo de esquí alpino la temporada 2010-11, anunció hoy, jueves, en la localidad bávara de Múnich, su retirada del deporte en activo, a los 29 años.
Maria Riesch, que convirtió en compuesto su apellido tras casarse en 2011 con su representante, Markus Höfl, se había proclamado doble campeona olímpica un año antes, en los Juegos de Vancouver (Canadá), donde ganó el eslalon y la combinada, un título que defendió con éxito el pasado mes de febrero en los de Sochi (Rusia), donde también capturó plata en el supergigante.
Sus tres oros y una plata la convierten en la esquiadora alpina alemana más laureada del olimpismo hasta la fecha, por delante de otras dos leyendas como Katja Seizinger (tres oros y dos bronces) y Rosi Mittermaier (dos oros y una plata).
anapixel
En Mundiales, Riesch -nacida el 24 de noviembre de 1984 en Garmisch-Partenkirchen (Baviera)-, logró seis medallas, de ellas dos de oro: la de eslalon, en los de Val d'Isere (Francia); y la de supercombinada, el año pasado, en los que se disputaron en la estación austriaca de Schladming.
La temporada 2010-2011 ganó la general de la Copa del Mundo, competición en la que -durante trece años- logró un total de 27 victorias, en todas las disciplinas, menos en gigante: se impuso en once descensos, tres supergigantes, nueve eslalon y cuatro supercombinadas.
Entre sus triunfos, destaca el que logró en el eslalon disputado en la estación gerundense de La Molina, en España, en diciembre de 2008, cuando se impuso por delante de la estadounidense Lindsey Vonn, cuádruple ganadora de la Copa del Mundo.
Vonn, que se recupera de una lesión que la privó de competir en Sochi, siempre fue -salvo un lapsus de algo más de un año, tras el triunfo de la alemana en la Copa del Mundo, con sólo tres puntos sobre la norteamericana y después de que se anulara la última prueba, por mal tiempo- aparte de gran rival, su mejor amiga en las carreras.
Riesch, que ganó asimismo las Copas del Mundo de eslalon (2008-09 y 2009-2010), de supergigante (2007-08) y combinada (2007-08), cerró esta temporada llevándose la de descenso, en una campaña en la que entró líder de la general en las finales de Lenzerheide (Suiza) y perdió toda opción al título principal al accidentarse en el descenso, lo que aprovechó la austriaca Anna Fenninger para hacerse con la victoria final.
"He decidido poner punto y final a mi carrera deportiva", explicó hoy, jueves, en al aeropuerto de Múnich y con la presencia de sus padres, Maria Riesch. "Ha sido una carrera de ensueño, ya que a lo largo de muchos años (trece, en total) he estado en los puestos delanteros en todas las disciplinas", explicó la campeona alemana, cuyo palmarés hubiera sido aún más brillante de no haber estado marcada su trayectoria por las lesiones.
Especialmente la de ligamentos cruzados de la rodilla derecha al caerse en Cortina d'Ampezzo (Italia), en 2005; y la del cruzado anterior de la izquierda, un año después; lo que provocó su ausencia en el Mundial de Bormio'05 y en los Juegos de Turín'06, ambos en Italia.
"Creo que una se debe retirar cuando la situación es la mejor posible. Y este es mi caso. El mayor de los sueños se volvió a convertir de nuevo en realidad para mí", explicó la esquiadora bávara, en referencia al tercer oro olímpico que logró, en los pasados Juegos de Sochi.
"Estoy orgullosa de mi carrera, que ha llegado a su fin. Ahora, por primera vez, quiero disfrutar de unas vacaciones sin tener que pensar ni un sólo instante en la siguiente temporada", apuntó Riesch durante la rueda de prensa en la que anunció su retirada.
Tres años menor que ella, su hermana Susanne, especialista en eslalon y asimismo integrante de la selección alemana de esquí alpino, seguirá defendiendo el apellido familiar en Copa del Mundo si logra recuperarse de su enésima lesión de rodilla, de la que fue operada por última vez en noviembre de 2013.
Ambas hermanas compartieron podio en el eslalon de Are (Suecia), disputado el 13 de diciembre de 2009, que ganó la francesa Sandrine Aubert, por delante de Maria y de Susanne, tercera el día que logró el primero de sus dos podios en Copa del Mundo.
En una entrevista con la Agencia EFE que tuvo lugar en el avión que la trasladaba desde Ostersund (Suecia) a Zúrich (Suiza), al día siguiente, Maria Riesch admitió que ése era, en ese momento, "su gran sueño".
"Era nuestro gran sueño, estar las dos juntas en el podio. Y al fin se ha hecho realidad. Susi había sido cuarta en las últimas dos carreras y se lo merecía. Que encima haya subido yo también es algo fantástico para nosotras", declaró a Efe ese día la mayor de las hermanas Riesch.
Una de las más grandes del deporte rey invernal, que hoy anunció que, definitivamente, "cuelga" sus esquís de alta competición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Free counter and web stats