miércoles, 1 de febrero de 2017

LINDSEY VONN: "`PUEDO CONSEGUIR DOS OROS EN LOS MUNDIALES"

ANDRÉS GARCÍA
MARCA.com

Lindsey Vonn (Minnesota, Estados Unidos, 1984) rodó por la nieve el viernes en el último entrenamiento antes de afrontar el supergigante de Cortina d'Ampezzo. "No ha sido nada, mi brazo sólo estará un poco dolorido mañana", advirtió. Una semana antes había vuelto a ganar un descenso de la Copa del Mundo, a los siete días de retornar a la competición tras un parón de casi 11 meses. Primero, una caída en Andorra lastimó su rodilla en marzo de 2016. En noviembre, en plena recuperación, se fracturó el brazo en Colorado. Pasó por el quirófano e incluso temió no recuperar la movilidad de la mano.Han sido unos meses muy duros, pero una vez se ha calzado los esquíes todo esfuerzo ha merecido la pena. La palabra miedo está desterrada de su vocabulario. Vonn atiende a MARCA para relatar lo vivido este último año, marcado por las sesiones de rehabilitación más duras de su carrera.
Hace un año se cayó y se dañó la rodilla. El viernes rodó por los suelos, con su brazo todavía maltrecho.
Ser esquiador de descenso lleva consigo no pensar en lo que podría suceder. El miedo no te llevará a ningún sitio en el esquí. Caerse es parte de mi deporte, es parte del riesgo, pero eso nunca pasa por mi cabeza.

¿Qué sintió al ganar un descenso de la Copa del Mundo a la semana de volver a competir tras casi 11 meses fuera de las pistas?
Cuando volví, la semana anterior, sabía que estaba lista. Fue realmente duro perderme las primeras pruebas de la temporada por la operación del brazo y la rehabilitación. Estaba impaciente por volver a esquiar, pero valió la pena por volver a ganar en Garmisch.

Primero fue la caída en Andorra en marzo; luego la fractura del brazo. Parecía que no iba a llegar el momento de volver a esquiar.
Nunca me puse nerviosa por no volver a competir. No pensaba mucho en ese asunto. Por supuesto, esperé a estar físicamente a punto. Trabajé muy duro para regresar y, como dije antes, la espera valió la pena.

Transcurrió mucho tiempo alejada de las pistas. ¿Cómo se afronta un período tan largo de inactividad?
Es realmente agotador tener que empezar de nuevo y yo he tenido que hacerlo mucho últimamente. Sólo trato de ir día a día y mantenerme con una actitud positiva.

¿Cómo se evita caer en el desánimo?
A veces es difícil despertarte todos los días y encontrar la motivación que necesitas, como en la recuperación de la movilidad de mi mano. La fractura de mi brazo fue realmente aterradora porque se dañaron los nervios. Tuve que trabajar muy duro para poder hacer de nuevo tareas cotidianas. Algunos ejercicios, por ejemplo, consistían en levantar una taza de agua. Estoy contenta de haber hecho tantos progresos pero todavía me queda un largo camino antes de estar al 100 por 100.

Permítame que me detenga en el episodio de su mano. ¿Temió no volver a recuperar su movilidad?
Sí, fue aterrador y frustrante a la vez. Mi mente decía a mi cuerpo que moviera la mano, pero yo no podía hacerlo. Entonces pensé que estaba al cuidado de mis médicos y fisioterapeutas y eso me hizo creer que iba a mejorar. Además, me alejé de la nieve porque me deprimía ver a los demás esquiando. Durante la rehabilitación necesito objetivos y no preocuparme por lo que no puedo hacer, como era el caso de esquiar.

No sé si conoce a Bruno Hortelano. Tuvo un accidente de coche que dejó su mano seriamente dañada.
Oí hablar de ello en septiembre. Él es un atleta muy prometedor. Espero que también se recupere completamente.

¿Qué fue lo más difícil de asumir durante la rehabilitación de la mano?
Lo más duro fue lo lento que iba todo. Siempre quiero que el proceso de curación y la recuperación vayan muy rápido para poder volver a esquiar lo antes posible, pero es importantes escuchar a los médicos y conocer cuáles son tus límites. Aunque tengo que reconocer que me puse a hacer dominadas porque me sentí preparada y mi fisioterapeuta, Lindsay Winninger, se enfadó muchísimo conmigo.

Además de los médicos, ¿quiénes fueron sus mejores aliados este tiempo?
Mi familia y mis amigos han sido importantes en todas mis lesiones. Es bueno saber que puedo contar con ellos no sólo cuando estoy ganando y en lo más alto, sino también cuando estoy en mi nivel más bajo. Les estoy muy agradecida que hayan estado estos meses a mi lado.

¿Qué objetivo se ha marcado para esta temporada?
Quiero seguir intentando batir el récord de victorias en la Copa del Mundo de Stenmark.Es mi objetivo más importante. Aunque también quiero tomarme cada prueba sabiendo que si la gano estaré más cerca de ese récord, aunque no pueda batirlo esta temporada. También espero hacerlo bien en el Mundial de Suiza. Conozco a la perfección Saint Moritz y sé cómo bajar rápido. Puedo aspirar a dos oros.
 
Por lo que comenta ve muy posible superar las 86 victorias del sueco Ingemar Stenmark.
Bueno, de lo que sí estoy realmente segura es de que voy a intentarlo. Si lo logro, cuando me retire y repase lo que he hecho, ese récord será lo más importante.

La temporada pasada ya batió el récord de victorias femeninas en posesión de Moser-Pröll.
Fue un gran momento, siempre lo recordaré. Ella es una verdadera leyenda y una gran señora. Estaba allí presente y me dijo que estaba orgullosa de mí.

Suma 77 triunfos en la Copa delMundo, ¿de cuál guarda mejor recuerdo?
Hay muchas, cada una por una razón especial, ya sea por un hito, como mi victoria 50 que fue en Garmisch o la de Cortina d'Ampezzo por romper el récord femenino de todos los tiempos. Pero también la última porque fue la primera tras volver de la lesión. Aprecio todas.

¿Qué le ha llevado a grabar un reportaje para mostrar el proceso de rehabilitación de su lesión?
 Es una gran oportunidad de mostrar otro lado de mi vida. Trabajo duro y tengo tanto que hacer en mi vida que cada vez se hace más y más difícil permanecer en la cima. Este documental también mostrará mi personalidad. Me gusta divertirme y trato de mantener siempre una sonrisa en los labios.

¿Por dónde cree que evolucionará el esquí?
 Va a ser más rápido. Espero que a la vez que la tecnología aumente la velocidad, también se incremente la seguridad de los esquiadores. Las actuales reglas de seguridad podrían ser mejoradas.

¿Nota menos presión mediática sobre usted en estos momentos que hace un año?
Los medios y la presión exterior es sólo eso, están fuera de mi burbuja. Yo trabajo duro y los medios de comunicación son parte de mi trabajo pero la mayor presión viene de mí misma. Quiero ganar y me pongo grandes objetivos a alcanzar.

Publicó un foto desnuda en Instagram para promocionar su libro. ¿Se arrepiente de haberlo hecho?
No, no me arrepiento en absoluto. Confío plenamente en mí misma y en mi cuerpo y estoy orgullosa de mostrarlo. Quiero que los demás sientan esa misma confianza y que le gente esté sana y feliz con su cuerpo.

¿Cuánto tiempo seguirá compitiendo?
Todo el tiempo que pueda y siempre que me divierta

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Free counter and web stats