lunes, 20 de mayo de 2013

LAURA KRAUT SE IMPONE EN EL GRAN PREMIO DE WIESBADEN

OcioCaballo

Durante el pasado fin de semana, se ha disputado el CSI5* de Wiesbaden (Alemania), que ha representado la tercera cita correspondiente al Global Champions Tour 2013.
Con una participación de medio centenar de jinetes, el sábado día 18 de mayo se llevaba a cabo el Gran Premio clasificatorio para el GCT, con una dotación económica para premios de 285.000 euros. De los seis binomios que accedieron al desempate, únicamente cuatro se clasificaban con un doble cero en los marcadores, siendo el mejor tiempo y vencedora de esta etapa la estadounidense Laura Kraut que montaba a “Cedric”, seguida de la australiana Edwina Top Alexander que montaba a “Cevo Itot du Château” y fue segunda y de los alemanes Hans Dieter Dheher con “Magnus Romeo” y Ludger Beerbaum con “Chiara 222” que fueron tercero y cuarto respectivamente. Sergio Álvarez Moya y “Zipper”, único binomio español en la prueba, no tuvo demasiada fortuna en su actuación, ya que ocho puntos de penalización le llevaban al trigésimo octavo puesto. Con estos resultados y contabilizando las tres etapas, Laura Kraut se sitúa en la primero posición del ranking con 77 puntos, seguida de Luciana Diniz con 75 puntos y de Álvaro de Miranda con 66 puntos. Recordamos que la próxima convocatoria correspondiente a la cuarta etapa del Global Champios Tour 2013, será en Londres durante los días 6 al 9 de junio.

domingo, 19 de mayo de 2013

SERENA WILLIAMS FULMINA A AZARENKA EN ROMA

EFE

La estadounidense Serena Willims fulminó por 6-1 y 6-3 a la bielorrusa Victoria Azarenka en la final y conquistó por segunda vez en su carrera el título de campeona sobre tierra en el torneo de Roma, el quinto esta temporada.
Una victoria, firmada en poco más de una hora y media, que tuvo tintes de revancha después de que Azarenka, tercera jugadora del tenis mundial, se impusiera en la final de Doha el pasado mes de febrero, en el último encuentro disputado entre ambas.
La victoria supuso además la vuelta al triunfo de Williams en Roma, donde no se coronaba desde 2002, cuando se impuso a Justine Henin
Serena, que la semana pasada en Madrid entró en la historia del tenis mundial al convertirse en la décima jugadora de todos los tiempos en alcanzar los 50 títulos WTA, sigue quemando registros y ya eleva a 24 su récord de partidos consecutivos ganados y hasta ocho, el número de títulos sobre tierra en su palmarés.
Una marca, con la que suma siete títulos más que su hermana Venus, y que convierte a Serena en la jugadora en activo con más galardones, aunque lejos, muy lejos todavía de los 167 de Martina Navratilova.
En la entrega de premios, la estadounidense se arrancó con el italiano expresando su satisfacción ante el público de la pista central del Foro Itálico, mientras felicitó a su rival con un "brava Victoria" y agradeció la presencia de su familia en las gradas, donde se pudo ver a Venus y a su madre.
Cuando se dirigía a abrazar a su contrincante, Serena tuvo un pequeño percance, cuando una pieza de las que forman el trofeo se le cayó al suelo.
Azarenka, por su parte, señaló que la de hoy fue "una gran final" y expresó su deseo de volver a la capital italiana el año que viene.
Con el de hoy, la tenista de Florida colecciona su quinto título de la temporada, después de Brisbane, Miami, Charlestone y Madrid, y suma una nueva victoria en tierra en la última gran prueba del circuito antes de Roland Garros, donde este año buscará su décimosexto Grand Slam.
En París, Serena intentará olvidar además su temprana salida del año pasado, en la que probablemente fue una de sus derrotas más dolorosas, al caer por primera vez en la ronda inicial de un torneo de esa categoría, ante la francesa Virginie Razzano.
Con 131 semanas no consecutivas al frente de la clasificación mundial, la veterana jugadora de 31 años volvió a demostrar ante Azarenka por qué sigue en lo más alto del circuito.
Williams, que no ha cedido ningún set en su avance en la capital italiana, dominó la primera manga, en la que la bielorrusa no pudo sostener su servicio ni una sola vez.
Azarenka lo intentó pero no le salió nada bien e impotente ante la superioridad de su rival acabó tirando la raqueta al suelo con un 5-1 en el marcador, a favor de la estadounidense.
La segunda manga estuvo un poco más ajustada, hasta que Serena se puso por delante con una rotura que después le devolvió la bielorrusa acortando distancias, pero con la pequeña de las Williams al servicio no hubo historia y se adjudicó el encuentro.
Hacía tres meses que estas dos tenistas no se enfrentaban, desde que en Doha Azarenka batiese a la estadounidense por 7-6 (6) 2-6 y 6-3, aunque esa victoria no sirvió a la bielorrusa para retener el número uno del mundo, que le arrebató entonces Serena.
Serena añadió con la de hoy otra victoria en su historial con Azarenka, a la que se ha impuesto en un total de 12 de las 14 ocasiones en las que se han medido.

miércoles, 8 de mayo de 2013

"DESDE QUE GANÉ A SERENA WILLIAMS, NI ME MIRA"


http://vozpopuli.com


A sus 31 años, Serena Williams nunca había perdido contra una jugadora estadounidense menor que ella. Hasta que llegó Sloane Stephens, una joven de 19 años, y la superó en los cuartos de final del Abierto de Australia. Stephens, que también es afroamericana, ya era previamente comparada con la menor de las Williams. Un parecido mediático que se disparó después de aquel duelo.
Desde entonces la relación entre ambas se complicó. Como si Serena no aceptase con facilidad un reemplazo prematuro y Stephens buscase algo más de cariño por parte de la estrella. Pocos días después de aquel partido, la histórica jugadora puso un twitt algo críptico, pero con posible interpretación para el caso. De hecho, Stephens se lo tomó como una referencia a su persona. "Yo te hice", escribió Serena.
Williams dejó de seguir a su rival en las redes sociales, la borró de sus contactos en el chat del teléfono y no quiso decir más de una joven jugadora para la que había tenido muy buenas palabras antes de aquel encuentro. Stephens, que se había entrenado ocasionalmente con Serena y había dicho de ella que era su "amiga" y "una de las personas más agradables que había conocido", también cambió radicalmente su opinión e, incluso, su percepción del pasado con Serena.
"Como ven que somos afroamericanas los medios quieren conectarnos de alguna manera, pero es extraño, yo siempre dije que mi tenista favorita era Kim Clijsters", comenta Stephens a la revista de la ESPN, la cadena deportiva  americana. Aquella predilección por la belga tiene un origen en el que están muy presentes las hermanas Williams. "En una eliminatoria de Copa Federación pasé todo el día intentando que me firmaran un poster, pasaron tres veces  por delante de mí y nunca lo hicieron. Me quedé devastada, me dejaron de gustar y busqué otra jugadora que me gustase”, dice la joven.
"Desde que la gané en Australia no me habla, no me saluda, no me mira y no hemos estado en la misma habitación. La gente piensa que es amistosa y todo eso, pero no es la realidad, no lo es", comenta Stephens. La joven jugadora fue la primera en señalar a Williams como una mentora antes de su enfrentamiento antes de la eliminatoria, un extremo que en su día Serena negó: "Es difícil decir que eres mentor de nadie cuando aún estás compitiendo".

domingo, 5 de mayo de 2013

¿POR QUÉ?


TOMÁS RONCERO
AS.com

De todo lo que dijo Mourinho el viernes en su ruidosa y desafortunada comparecencia lo que me dejó más aturdido y desconcertado fue esta frase: "El Barça ha sido el mejor equipo del mundo de los últimos veinte o treinta años". Para un madridista, la afirmación es como un golpe bajo al estómago. ¿Se imaginan a un veterano en una peña del Madrid diciendo eso los fines de semana? Le correrían a gorrazos y le echarían por herir la sensibilidad de los peñistas. ¿Imaginan que yo en las páginas del AS, en el Carrusel de la Cadena SER o en los debates de Punto Pelota dijese lo mismo? Los madridistas me retirarían la palabra...
Me duele que Mourinho haya cambiado hasta este inimaginable extremo. El Mou que enamoró al madridismo y que nos encandiló a casi todos hace tres años era un tío con el valor de decir lo que pensamos la mayoría de los vikingos. Él nos dio la felicidad eterna al evitar que el Barça jugase la final de la Champions en el Bernabéu (¡inolvidable noche de los aspersores!). Él tuvo el valor de denunciar los favores arbitrales que disfrutaba el Barça en la famosa noche de los por qués cuando Stark nos dejó sin final de Copa de Europa con una trilera expulsión de Pepe. Él se atrevió a recordar que lo de Ovrebo fue una vergüenza histórica que permitió al equipo de Guardiola ganar seis títulos en el mismo curso. Él tuvo el valor de denunciar los favores que ellos recibían por llevar UNICEF en la camiseta. Él puso a Platini en su sitio. Ese era nuestro admirado Mou. Defendía los intereses del Madrid y decía en voz alta lo que pensábamos los aficionados.
Pero han pasado dos años y ahora vemos que el portugués se desmarca de todo eso y desautoriza sus correctas y aclamadas denuncias asegurando que el Barça "es el mejor equipo de los últimos veinte o treinta años". Para empezar, eso es mentira. El Madrid ganó tres Champions entre 1998 y 2002. ¿Es mejor el Barça que ese Madrid imperial encabezado primero por Mijatovic, luego por Raúl y finalmente por Zidane y Casillas? El año pasado, Mou dijo que el Barça no era el equipo hegemónico del fútbol europeo porque ni siquiera había sido capaz de ganar dos Champions seguidas. Totalmente de acuerdo. Entonces ¿por qué doce meses más tarde dice lo contrario?
Mou ha equivocado terriblemente el tiro. El Barça es el enemigo y al enemigo, ni agua. Ha conseguido que los culés ahora se pavoneen haciendo suya la frase del portugués. Supongo que como parece que se va dice esas cosas sin pensar en el daño que hace a los que le hemos defendido por encima de lo razonable. En el Madrid somos así: apasionados, sensibles y sentimentales. Creíamos en su verdad porque era nuestra verdad. Pero ha demostrado ser frío y calculador. Si tiene que hacer de más al Barça para justificar y darle valor a sus tres semifinales de Champions, les sube al Everest del fútbol sin cortarse un pelo. Míster, ¿por qué? ¿por qué? ¿por qué?
Free counter and web stats