miércoles, 30 de marzo de 2016

JAVIER FERNÁNDEZ DEFIENDE EN BOSTON SU TÍTULO MUNDIAL

EUROPA PRESS


Javier Fernández intentará dar un paso más en la historia y revalidar el histórico título mundial conseguido el año pasado en Shanghai (China). En esta edición, que se celebra en el TD Garden de Boston, el japonés Yuzuru Hanyu se perfila como el rival a batir. El 28 de marzo de 2015, el madrileño entró en la historia del deporte español al convertirse en el primer patinador nacional en ganar el oro mundialista, hito que se añadía a los ya de por sí meritorios 2013 y 2014, cuando se colgó el bronce o a sus victorias en los Campeonatos de Europa de 2013 a 2015. Fernández fue capaz de batir en China al gran favorito, Yuzuru Hanyu por solo dos puntos de margen, con el kazajo Denis Ten completando el podio algo más lejos. Este trío y el subcampeón olímpico Patrick Chan, se perfilan como los favoritos para volver a hacerse con las medallas. Para pugnar por un segundo título mundial, el madrileño volverá a apostar por las coreografías que le dieron el éxito en el pasado Europeo, donde demostró que no tiene rival en la actualidad a nivel continental. Así, el Programa Corto estará aderezado por la música de 'Malagueña' de los maestros Paco de Lucia y Plácido Domingo, y el tema 'Guys and Dolls' de Frank Sinatra para el Libre. Con ellas alcanzó su récord de puntuación con 302.77. Javier Fernández no estará solo ya que junto a él competirá su compatriota Javier Raya, que intentará superar su mejor marca personal de 179.37 puntos y también clasificarse para el Programa Libre. Por otro lado, en la categoría femenina, donde la rusa Evgenia Medvedeva es la favorita, España estará representada por Sonia Lafuente, decimoquinta en 2012 y que vuelve a un Mundial, tras la ausencia por lesión la temporada pasada y con la esperanza de recuperar su mejor nivel y elevar sus prestaciones respecto al último Europeo. Finalmente, la delegación nacional presente en el TD Garden se completa con la joven pareja formada por Celia Robledo y Luis Fenero que participará en la modalidad de Danza.

domingo, 6 de marzo de 2016

MIKAELA SHIFFRIN VENCE EN EL ESLALON DE JASNA. HANSDOTTER GANA EL GLOBO DE CRISTAL DE ESLALON

JOSÉ MANUEL MORENO

La estadounidense Mikaela Shiffrin se adjudicó este domingo de forma apabullante el eslalon de Jasna, valedero para la Copa del Mundo. La americana, que reapareció recientemente después de sufrir una lesión de rodilla al principio de temporada, ya fue la mejor con grandes diferencias en la primera manga. En la segunda amplió dichas diferencias, sacando más de dos segundas a la suiza Wendy Holdener y a la local, la eslovaca Velez Zuzulova. La sueca Frida Hansdotter, a pesar de su pobre noveno puesto, gana su primer Globo de Cristal de la especialidad, aprovechándose sin duda de los dos meses fuera por lesión de la mejor, Mikaela Shiffrin. Lindsey Vonn, a pesar de haber dicho adiós a la temporada, sigue liderando la general de la Copa del Mundo.
Clasificación:
1
USA
1:55.60

2
SUI
1:57.96
+2.36
3
SVK
1:58.37
+2.77
4
AUT
1:58.71
+3.11
5
FRA
1:58.83
+3.23
6
CAN
1:58.95
+3.35
7
NOR
1:58.96
+3.36
8
CZE
1:59.07
+3.47
9
SWE
1:59.73
+4.13
10
ITA
2:00.00
+4.40

 Clasificación General de Eslalon:
1
SWE
654
2
SVK
546
3
SUI
511
4
CZE
464
5
USA
400
6
FRA
382
7
NOR
373
8
SVK
360
9
SWE
254
10
CAN
245

 Clasificación General:
1
USA
1235
2
SUI
1207
3
GER
914
4
SWE
810
5
LIE
794
6
SUI
660
7
AUT
651
8
ITA
636
9
NOR
627
10
ITA
570
11
SVK
546
12
USA
530
13
AUT
498
14
CZE
464
15
SUI
462
16
CAN
455
17
AUT
451
18
CAN
442
19
SWE
421
19
USA
421

LUCAS EGUÍBAR VUELVE A VENCER EN VEYSONNAZ

EFE

El español Lucas Eguibar, último ganador de la Copa del Mundo de boardercross de snowboard (tabla de nieve) y campeón la pasada temporada en Veysonnaz, repitió este domingo éxito en la estación suiza al imponerse en la final al estadounidense Nick Baumgartner y al austríaco Alessandro Haemmerle.Es la segunda victoria en la Copa del Mundo de Lucas Eguibar, quien estrenó su palmarés el pasado año en el mismo escenario. El primer puesto en Veysonnaz es, también, su mejor resultado de la campaña, ya que con él supera la tercera posición obtenida el pasado 21 de febrero en la estación rusa de Sunny Valley.
Eguibar, nacido hace 22 años en San Sebastián, confirmó en la final el excelente rendimiento exhibido en las rondas anteriores.En su ronda de octavos, en la que fue eliminado el actual líder de la disciplina, el francés Pierre Vaultier, 'Luki' fue primero por delante de los italianos Luca Matteotti y Tommaso Leoni.
Con estos dos últimos se volvió a ver las caras el español en los cuartos de final, ronda en la que igualmente compitieron, de seis en seis, en un circuito con saltos, curvas y módulos.
Esta vez Eguibar accedió a la semifinal tras obtener el tercer mejor registro. En la penúltima y última ronda, sin embargo, el mejor deportista de nieve español de la actualidad no tuvo rival.En la ronda de semifinales selló su clasificación a la gran final por delante del italiano Omar Visintin y del estadounidense Nick Baumgartner, quien después debió conformarse con el segundo puesto en la final.
Para certificar su segundo triunfo en la Copa del Mundo, en la que ya acumula seis podios, Lucas Eguibar venció a Baumgartner y a Haemmerle. Los italianos Cordi y Visintin fueron cuarto y quinto, respectivamente, mientras que el australiano Alex Pullin ocupó la sexta plaza en la segunda jornada de competición en Veysonnaz.
De esta estación guarda Eguibar inmejorables recuerdos: en marzo del año pasado fue primero y segundo en dos jornadas consecutivas en Suiza. De esta manera allanó el camino hacia su primer título en la Copa del Mundo de 'boardercross', que certificó la semana siguiente en España, en la estación gerundense de La Molina.
El podio es el objetivo que el guipuzcoano persigue en la actual temporada, que se cerrará el 20 de marzo en Baqueira Beret (Lérida).

viernes, 4 de marzo de 2016

LUCAS EGUÍBAR: "MI OBJETIVO ES EL PODIO FINAL"

EFE

El vasco Lucas Eguibar, último ganador de la Copa del Mundo de boardercross -disciplina del snowboard en la que los contendientes se enfrentan de seis en seis en un circuito con saltos, curvas y módulos- es la figura más prominente del deporte de nieve español. En una entrevista desde la estación suiza de Veysonnaz, en la que el año pasado logró una victoria y un segundo puesto en dos jornadas consecutivas y donde competirá de nuevo este fin de semana, Eguibar comentó cómo afronta el tramo final de una temporada que se cerrará el próximo 20 de marzo en la estación leridana de Baqueira Beret.
PREGUNTA: Compitió primero en Rusia y después en Corea, el pasado domingo. Dos largos viajes, sobre todo el último. ¿Cómo está?
RESPUESTA: Bien, bien. Más que el viaje, que está claro que ha sido muy largo, lo que más noto de momento es el cambio horario, porque allí en Corea (compitió en la pista que albergará la prueba olímpica dentro de dos años, en los Juegos de PyeongChang) son ocho horas más que aquí. Y se nota algo, sí.

P: El año pasado logró allí un triunfo y un segundo puesto en Copa del Mundo en tan solo 24 horas. Tendrá grandes recuerdos de esos dos días en Veysonnaz, ¿no?
R: Sí, claro. Hubo dos pruebas, como ahora. Gané la primera y fui segundo en la otra. Ojalá pueda hacer lo mismo este año y repetir esos resultados.

P: ¿Lo ve factible?
R: Será difícil, pero está claro que si consigo lo del año pasado me metería arriba del todo otra vez en la clasificación (es quinto en la general, a 2.050 puntos del francés Pierre Vaultier).De momento, ha estado cayendo mucha nieve en las últimas horas y a mí las pistas con nieve blanda no me gustan demasiado. Y menos aún en ésta, que tiene bastante poca pendiente. Pero ya veremos a ver qué pasa.

P: Pierre Vaultier, campeón olímpico en Sochi (Rusia) hace dos años, en una prueba en la que usted fue séptimo, lleva una temporada muy fuerte. ¿Cree que es posible que aún se le pueda escapar el triunfo en la Copa del Mundo?
R: Vaultier es el más fuerte, está arriba en casi todas las carreras (el galo lidera con 3.780 puntos, 1.140 más que el ruso Nikolay Olyunin). Quedan tres pruebas importantes y pueden pasar muchas cosas aún. Pero es líder por algo.

P: Siendo realista, revalidar el título parece difícil. ¿Cuál es ahora su objetivo en la Copa del Mundo?
R: Pues intentaré meterme en el podio final, acabar entre los tres mejores. Pero dependerá, obviamente, de lo que suceda en estas últimas pruebas.

P: ¿Está contento con el desarrollo de la temporada? ¿O esperaba más?
R: Creo que empecé bien, aunque las dos pruebas en Alemania (en Feldberg) las pude haber hecho mejor. Aunque esa pista no me gusta nada, es muy corta. Pero las últimas cinco pruebas han ido mucho mejor. De esas cinco he estado en cuatro finales, cuatro veces en el 'top 10', una de ellas en el podio.También es verdad que algún error he cometido. Pero, en líneas generales, creo que estoy siendo más consistente que otros años.

P: ¿Cómo se siente, con miras a estas pruebas de Veysonnaz?
R: Creo que me irá peor si la nieve está blanda; y mejor si la pista está dura. Después de Rusia (donde fue tercero, en Sunny Valley) y Corea, me veo muy bien.El de Corea la verdad es que era un circuito 'rarillo', en mi opinión demasiado fácil; y en esa prueba creo que influyó algo la suerte. Quiero hacerlo lo mejor posible aquí en Veysonnaz e intentar meterme en el podio final de la Copa del Mundo. Ése es el objetivo ahora.

miércoles, 2 de marzo de 2016

LINDSEY VONN PONE FIN A LA TEMPORADA

EP

La estadounidense Lindsey Vonn, actual líder de la Copa del Mundo de esquí alpino, ha anunciado a través de su página oficial de Facebook que se ve obligada a poner fin a la temporada después de la lesión en si rodilla izquierda sufrida tras una fuerte caída en el súper-gigante de Soldeu, en Andorra, del pasado sábado.
"Hoy tomo la difícil decisión de terminar mi temporada. Esta es una de las decisiones más difíciles de mi carrera porque estoy actualmente líder en la Copa del Mundo", se lamentó la esquiadora estadounidense, en camino de conseguir su quinto Globo de Cristal. Vonn, de 31 años, tiene 28 puntos de ventaja sobre la suiza Lara Gut de Suiza con ocho carreras restantes en la temporada.
Las últimas pruebas médicas hechas en Barcelona revelaron que Vonn sufre una triple fractura de la meseta tibial de la rodilla izquierda. La ganadora de 76 carreras de la Copa del Mundo, récord absoluto en el circuito femenino, podría dañar aún más su rodilla en caso de seguir compitiendo. "Con el Campeonato del Mundo en St. Moritz el próximo año y los Juegos Olímpicos en Corea del Sur el año siguiente, no puedo correr ese riesgo", apuntó Lindsey.Vonn cuenta con cuatro grandes Globos de Cristal (2008, 2009, 2010, 2012) y tiene a tiro superar en las próximas dos temporadas el registro legendario del sueco Ingemar Stenmark, ganador de 86 carreras en la Copa del Mundo.

martes, 1 de marzo de 2016

LINDSEY VONN: "GANAR ME DA LA FELICIDAD"

JAVIER SÁNCHEZ
El Mundo.es

Su sufrimiento se comprime entre esos armatostes que protegen sus rodillas de la fragilidad causada por una vida de trompazos, pero Lindsey Vonn (Saint Paul, Estados Unidos, 1984) sonríe: aparece y sonríe, posa y sonríe, se sienta y sonríe, responde y, más que nunca, sonríe. «Estoy en un buen momento. Pese a los percances disfruto de mi carrera, compito sin miedo y eso me hace muy, muy feliz», responde a EL MUNDO desde la estación de esquí andorrana de Grandvalira, donde el pasado fin de semana, pese a sufrir su enésima caída, amplió su liderato en la Copa del Mundo. La esquiadora más laureada de la historia en la competición, campeona olímpica en Vancouver 2010, doble campeona del mundo en Val d'Isere 2009, se acerca a su quinto Globo de Cristal absoluto mientras destroza todos los récords existentes.

El pasado domingo cayó y compitió lesionada, el mes pasado cayó y rompió sus esquís con rabia. Parece que tiene más hambre ahora que a los 20 años.
Quizá tengas razón, no lo sé, son sensaciones diferentes. Siempre me ha gustado trabajar duro, la adrenalina de la competición, de conseguir objetivos, aunque ahora lo valoro todo más, soy más consciente, estoy mucho más tranquila.

Con su palmarés, ya puede vivir sin presión, ya.
No, no. Presión hay siempre, aunque me he acostumbrado a ello. Cuando me lesioné dos veces de gravedad todos los medios afirmaban que no volvería a esquiar y, cuando pude volver, todos los medios afirmaban que lo ganaría todo.

Y casi lo ha hecho. Pese a la decepción del Mundial del año pasado (logró un bronce), este curso domina de nuevo la Copa del Mundo y sigue ampliando sus registros. ¿Piensa en superar los seis Globos absolutos de Annemarie Moser-Pröll o las 86 victorias de Ingemar Stenmark?
Lo pienso, aunque me centro en cada prueba. Lo que me da la felicidad de verdad es cruzar la meta y saber que lo he logrado, que he ganado. Sólo luego, sentada ya en el sofá, pienso si voy a hacer historia.

Si no es por sus números, ¿por qué le gustaría ser recordada en 50 años?
Por mi trabajo duro. Los números, al fin y al cabo, son sólo fruto de eso. No sé si merezco ser recordada como una gran esquiadora, pero espero ser recordada, al menos, como una buena esquiadora que lo dio todo para llegar a lo más alto.

Se rompió la rodilla derecha en febrero de 2013 y recayó en diciembre del mismo año perdiéndose los Juegos Olímpicos de Sochi. ¿Cómo cambió aquello su esquí?
Antes, fuera cual fuera la pista, mi clasificación o la meteorología, daba el 110%, arriesgaba siempre. Ahora intento mantener un equilibrio, controlo. Me siento afortunada por haber podido retomar mi carrera, muchos otros no pudieron tras lesiones como las mías.

¿Ya no le duele esa rodilla?
Duele, claro. No conozco a nadie que haya salido de una lesión tan grave, más si ha recaído, y no siga tocándose de vez en cuanto la zona, doliéndose, pero...

Unos años antes de aquellos accidentes, en 2008, también admitió sufrir depresión («me siento desesperada, vacía, como un zombie», dijo en una entrevista en la revista People). ¿Considera totalmente superado ese problema?
Estoy bien, aunque es duro estar tanto tiempo lejos de casa. En aquella época aprendí a creer en mis opciones, a tener confianza, aprendí a estar orgullosa de mí misma. No sólo en la pista, también fuera.

Mucha confianza debe tener en sí misma para posar como lo hace en el último número de Sports Illustrated: desnuda, sólo con un traje de baño pintado sobre su cuerpo.
Fue complicado, me cuesta, no creas. Cuando me lo propusieron casi me marcho, pero como lo hicieron mis compañeras [la tenista Caroline Wozniacki y la luchadora Ronda Rousey], tiré para adelante. Al final, aumentó mi confianza, mi autoestima. Y creo que es positivo que haya modelos fuertes, como yo, no sólo delgadas.

Ya había aparecido en la colección de verano de la revista en 2010 y ha hecho muchos otros trabajos como modelo. ¿Lo hace por gusto o son gajes de la fama?
Un poco de todo. Hay gente que no lo cree, pero esas cosas me cuestan mucho. Al final, me tomo las propuestas como un cumplido y las considero parte de mi trabajo. Intento que se conviertan en algo positivo y que me acerquen un poco a mis fans. Como viajo tanto, siempre corriendo, no puedo llegar a todos, a cada firma, a cada foto, pero lo intento, sobre todo con los niños.

Escribo Lindsey Vonn en Google y me autocompleta «novia de Tiger Woods» [aunque se separaron el año pasado] ¿Siente que sus relaciones personales son más valoradas que su carrera profesional?
Aquí en Europa, creo que no, pero en Estados Unidos, sí. En mi país soy más valorada por mi vida privada, pero estoy intentando que eso cambie, que se reconozcan mis méritos, lo que he conseguido en el mundo del esquí, que es lo que realmente importa.

Para lograrlo: ¿Cuántos años le quedan en las pistas?
Pues, si todo va bien, éste que ya acaba [el 20 de marzo en la estación de Saint Moritz, en Suiza] y dos más, hasta los Juegos Olímpicos de Pyeongchang 2018. Entonces valoraré cómo está mi cuerpo, cómo están mis rodillas y cuántas ganas me quedan.

¿Y después?
No lo sé, quizá continúe relacionada con el esquí, como entrenadora, o quizá me dedique a otras cosas, a mi Fundación, por ejemplo

LLULL, LAS APUESTAS Y LA CANASTA DEL AÑO

ROBERT ÁLVAREZ
El País.com

La canasta del año, la que obtuvo Sergio Llull el domingo en Valencia desde más allá del centro de la cancha ¿fue un churro o un compendio de técnica, coordinación, determinación y puntería? El propio Llull afirmó a pie de pista: “La verdad es que ha sido un churro”. Luego, en frío, matizó. Enviar el balón al cesto desde 20,2 metros en un vuelo en parábola que duró 2,16 segundos para decidir el partido entre el Valencia y el Real Madrid (94-95) fue un prodigio tras el que se esconde algo más que simplemente la suerte.
 “Hay dos aspectos. Para mí el más importante es intentarlo. Para eso no vale cualquiera”, analiza el seleccionador español Sergio Scariolo en relación a lo que sucedió cuando Diot acababa de obtener la canasta que parecía sentenciar el partido (94-92) a falta de 1,3 segundos. “Felipe [Reyes] es el más listo de todos y entiende que en ese momento de euforia en el pabellón, la defensa rival puede estar mal colocada. Sacó rápido porque está activado, no se había ido del partido. Algún compañero a su derecha se dio la vuelta. Sin embargo, al lado izquierdo, el que quiso el balón para intentarlo fue Sergio. Felipe lo ve y se la da perfectamente. Esa es la grandeza”. Cuando Diot anotó quedaban 1,3 segundos. Llull lanzó cuando quedaban 0,8. La canasta fue posible porque el tiempo cuenta desde que el balón sale de su mano, antes de los 2,16 segundos que duró la parábola para entrar limpiamente en la red.
 “Además del porcentaje de puntería”, prosigue Scariolo, “el tiro se ejecutó correctamente, no como quien lanza peso. A partir de ahí, está el aspecto balístico. Los jugadores los ensayan tras los entrenamientos”. Algunos suelen apostarse diez o veinte euros, o una comida. Algunos se desafían con tiros desde el banquillo. Felipe Reyes consiguió una canasta desde esa posición, de espaldas al aro, ante el Manresa, en 2013. Las apuestas más comunes se cruzan a partir de tiros desde el centro de la cancha. “Eso puede incidir en la repetición de un gesto que a veces deben intentar en los partidos”, dice Scariolo.
Josep María Margall, el exjugador internacional del Joventut y entrenador especializado en tiro, considera que la canasta de Llull sí fue un churro. “Es posible que se ponga a tirar cien y no meta más. Es un tiro de desesperación. Tiras como puedes. Pero eso no quiere decir que su coordinación a la hora de ejecutar no fuera perfecta”. Scariolo también destaca ese aspecto. “La fuerza y el entrenamiento permiten a Llull realizar en ese lanzamiento un gesto fluido, ortodoxo. Si uno tiene que poner una fuerza descomunal para ejecutarlo debería girar el hombro y quedar desequilibrado. En cambio, él logra lanzar desde una posición bastante equilibrada”.
Margall no es partidario de entrenar lanzamientos tan lejanos. “Ahora mucha gente lo hace. Siempre les digo: ‘Todo ese tiempo que perdéis lanzando desde el medio del campo, invertirlo en ensayar tiros más cercanos, los que se dan más en el juego’. Porque tiros como ese solo se dan una vez en la vida”. Margall entrena los triples, pero no mucho más allá de la línea de 6,75. “Solo cuando se trata de un jugador ya de élite ensayamos desde más lejos porque te percatas mejor del efecto que tiene una pequeña variación en la posición de las manos”.
Scariolo apunta a otro factor importante en la canasta de Llull: “La primera vez que lo tuve en la selección [en 2009] lo que más me impresionó fue su determinación, como si fuera un niño que no le tiene miedo a nada. Ahora es fácil, pero entonces... por eso le otorgué un tiro en el final de un partido importante [el que España perdió contra Turquía en el Eurobasket de 2009]”.

EL VÍDEO ARRASA EN INTERNET: MÁS DE 5,6 MILLONES DE VISITAS
El triple de Llull se produjo solo horas después del que obtuvo Stephen Curry, desde 11 metros, en el último segundo de la prórroga del partido que Golden State ganó en Oklahoma (118-121).
Otros antecedentes parecidos son el triple de Planinic, desde unos 30 metros, que dio la victoria al Fenerbahce ante el Milan en 2014. Marcelinho Huertas anotó uno desde 13 metros en el primer partido de la final Barça-Madrid en 2012.
El triple ganador de Llull, menos de 15 horas después de su consecución, ya había superado los 5,6 millones de visualizaciones y se convirtió en el vídeo más visto en la historia de la ACB.
Free counter and web stats